La Inquilina

La Inquilina es una marca de plantas aromáticas que anima a los consumidores a acomodarlas en casa. A cambio, éstas te pagan con sus hojas listas para aderezar recetas. Para que el consumidor conecte con la planta, a cada una se le ha otorgado una personalidad en relación a sus cualidades y posibilidades de uso.

En el caso de que decida ‘hospedarla’, tendrá que transplantarla a una maceta, recortar el envase por las líneas premarcadas y clavar esta figura en la tierra para ‘formalizar la relación’. Con esto, se creará una interacción con el consumidor y parte del envase se quedará en casa. Además, la idea es poder reutilizar las macetas de plástico convencionales quedándose con el proveedor y que la planta llegue al supermercado en el nuevo envase de cartón de La Inquilina. Para destacar en el lineal del supermercado, los envases juntos se complementan entre sí mediante una ilustración que crea un encantador vecindario.

Master in Packaging Design / ELISAVA / Mar. 2019

Colaboración:

© Teresa Redón